Psicologos

img-menu img-menu img-menu img-menu img-menu
barra-propuesta

Inicio >> Nuestros Artículos >> Incesto platónico: Perversión de Madre

Incesto platónico: Perversión de Madre

img-linea

Lunes, 14 de Julio de 2014

Incesto Platónico: Perversión de madre. 

"¿Dónde se encuentra la frontera entre una relación madre-hija satisfactoria y una "influencia" o un "abuso" narcisista devastador? ¿Cómo establecer la división entre la legítima protección afectiva de una madre y su perversión?
No se trataría de una cantidad de amor, sino más bien de la calidad del espacio que queda entre la madre y la hija y de la forma en que será ocupado tal espacio. Cuando la madre no legitima el lugar de un tercero, en este caso el lugar del padre en la relación con su pequeña, el desenlace será una forma de incesto mucho más corriente, mucho menos visible y mucho más destructivo: el incesto platónico, "incesto sin pasar al acto"
Incesto platónico: una expresión así puede resultar paradójica y contradictoria en sus términos ya que el incesto, tradicionalmente, se entiende como el paso al acto sexual, el encuentro de los cuerpos de dos personas que están unidas por la sangre. Pero la focalización en el acto sexual tiende a ocultar una de las dimensiones constitutivas del incesto, es decir, la formación de una pareja por exclusión de terceros. Una relación de a dos basada en la exclusión de terceros, ya sea por el fantasma de "no ser más que uno", o por el secreto, es uno de los fundamentos de una situación incestuosa que la relación sexual no hace más que concretar, cuando se produce." (C. Eliacheff, N. Heinich, en "Madres e Hijas".)
No autorizar un lugar al padre en la relación con la hija mujer, e incluso llevar a ésta a ocupar ese lugar que no le corresponde (hija sustituto de su hombre), es la construcción de un vínculo por parte de la madre, en cuyo psiquismo no hay espacio para más que dos, que generará severo sufrimiento en esa hija que persigue su devenir como mujer.
Si bien ésta es una forma grave y patológica del vínculo madre e hija (ver en el film "Cisne Negro"), algunas presentaciones menos extremas escuchamos en la clínica. Mujeres con gran dificultad para relacionarse vía el amor y la seducción con su hombre, patologías de la vida sexual, inhibición social y depresión, como consecuencias de un extravío en el identificación sexual avalado por una madre que no promueve la separación y empuja a un vínculo totalizante donde la hija queda atrapada y con grandes obstáculos para construir un lugar femenino.

imagen-vineta

( 0 ) Comentarios

Comentarios

img-linea
barra-equipo1 barra-equipo

No se ha comentado aún en la publicación.

¿Quieres ser el primero?

detalle-publicar

Publicar Comentario

img-linea

Comentario:

Nombre:

Email:

subrayado
Diseno Web

Psicologos Intercambio de enlaces